Trasplante capilar de mujer: todo lo que debe saber

 Coree Howard

Coree Howard - Escritora de contenido médico

Publicado Mar 17, 2021

Una mujer mira un cepillo mientras considera hacerse un trasplante de pelo.

Los trasplantes capilares pueden ser una muy buena solución para mujeres que padecen pérdida de pelo. Si bien es cierto que estos procedimientos antes contaban con cierto estigma, esta tendencia cada vez más popular está abriéndose paso lentamente y empieza a estar en el foco de la atención pública: incluso algunas de las famosas más influyentes se han sometido a este procedimiento. Además, la estabilización del coste de los trasplantes capilares de mujer ha abierto un mundo de posibilidades a nuevas pacientes.

En cuanto a la caída de pelo, es cierto que hay algunas similitudes entre la pérdida de pelo masculina y la pérdida de pelo femenina. Sin embargo, también hay grandes diferencias en las causas. Estas diferencias significan principalmente que mientras la calvicie de patrón masculino (que se da en el 95 % de los casos masculinos) puede solucionarse fácilmente con un trasplante capilar en la gran mayoría de los casos, solamente alrededor de un 2-5 % de las mujeres que experimentan pérdida de pelo puede hacerse un trasplante.

Cuál es la diferencia entre la pérdida de pelo en la mujer y la pérdida de pelo en el hombre

Tanto hombres como mujeres pueden padecer la pérdida de pelo médicamente conocida como alopecia androgenética, aunque también se suele denominar calvicie de patrón masculino o femenino. Este tipo de calvicie ocurre normalmente en hombres y en mujeres debido a una combinación de genética, edad y hormonas. Sin embargo, la producción de unas cuantas hormonas y enzimas adicionales en la mujer hace más difícil diagnosticar la causa exacta de la calvicie y, además, hace que esta se presente de una manera distinta a la de los hombres.

La calvicie de patrón masculino tiende a presentarse clínicamente. Esto significa, a grandes rasgos, que un especialista normalmente puede entender las razones que hay detrás de la pérdida de pelo simplemente al verla y hacer un par de preguntas rutinarias sobre el historial médico y familiar. En el caso de la mayoría de los hombres, el pelo se debilita o cae en la parte frontal y superior de la cabeza. Por lo tanto, los lados y parte trasera suelen mantenerse estables, sin mayor pérdida de pelo. Aunque es cierto que el grado y la gravedad de la pérdida de pelo pueden variar (como se muestra en la escala Norwood), este es el patrón común en la calvicie de patrón masculino.

Sin embargo, cuando comparamos cómo la mujer pierde el pelo, observamos que normalmente lo hace de manera difusa, es decir, que el pelo se debilita por toda la cabeza y no de manera localizada, como es el caso del hombre.  Este es un aspecto clave ya que, en el caso de los hombres, los folículos capilares que se mantienen en la parte trasera y lateral de la cabeza son resistentes a una hormona llamada dihidrotestosterona (DHT), que parece ser la culpable de la caída del cabello. Por lo tanto, cuando los folículos capilares resistentes a la DHT se trasplantan de la parte trasera y los laterales de la cabeza a la parte frontal y superior de la misma en un trasplante capilar masculino, la resistencia a la DHT impide que el pelo trasplantado se caiga en un futuro. En el caso de los trasplantes capilares en mujeres, la pérdida difusa de pelo hace que normalmente no haya suficiente cabello en la parte trasera de la cabeza para poder trasplantarlo al frente sin dejar la zona de atrás con mucha menos densidad. Además, la pérdida difusa de pelo podría indicar que el cabello de la parte de atrás de la cabeza no es resistente a la DHT, por lo que si se trasplanta podría volver a caerse en el futuro.

Tipos más comunes de caída de cabello en mujeres

Hay tres tipos principales de pérdida de pelo en las mujeres: difusa, de patrón y localizada. Dentro de la caída de cabello localizada, nos encontramos con las subcategorías adicionales cicatricial y no cicatricial.

Pérdida difusa

La pérdida difusa de pelo es común en las mujeres y supone la debilitación o caída del cabello de toda la cabeza.

Pérdida de patrón

Las mujeres con calvicie de patrón femenino normalmente conservarán más pelo en la línea frontal y el pelo se debilitará en la parte superior de la cabeza o en secciones a lo largo de la línea del pelo.

Las mujeres que experimentan calvicie de patrón femenino normalmente pueden someterse a un trasplante capilar para mujeres, ya que la conservación del cabello en la parte de atrás y los laterales de la cabeza suele indicar resistencia a la DHT. La escala de Ludwig clasifica las fases de este tipo de caída de pelo en mujeres:

Ilustración que muestra los diferentes tipos de pérdida de cabello en la mujer.

En la mayoría de los casos, la caída de pelo en mujeres es difusa, el cabello se debilita por toda la cabeza y no sigue el patrón tan perceptible que suelen experimentar los hombres.

Pérdida localizada

La caída localizada de cabello es un tipo de caída que solo ocurre en áreas específicas. A diferencia de lo que ocurre en los casos de caída difusa o de patrón, la caída localizada de pelo normalmente ocasiona zonas calvas en las distintas áreas de la cabeza.

Factores que ocasionan la caída de pelo en mujeres

El cabello femenino es susceptible de problemas de salud sistémicos subyacentes y, por consecuencia, la caída de pelo suele aparecer como un resultado o efecto secundario de alguno de estos problemas de salud. Por eso es difícil determinar la causa de la caída de pelo en una mujer: con un simple vistazo no es suficiente y normalmente son necesarias más pruebas diagnósticas. Como hemos mencionado anteriormente, hay distintos factores que pueden contribuir a la caída de pelo en mujeres. En los casos de caída difusa de pelo, las causas más comunes son ciertas medicaciones (como medicaciones que alteran el estado de ánimo o pastillas anticonceptivas), deficiencias nutricionales, afecciones ginecológicas, quimioterapia, radioterapia y estrés. La causa más común de caída localizada de pelo son los accidentes, las lesiones o las enfermedades relacionadas con la alopecia.

Hay que destacar que, en los casos en los que la caída difusa de pelo es resultado de una medicación, es común diagnosticarla erróneamente como una enfermedad genética de pérdida de pelo. Sin embargo, una vez la paciente interrumpe la medicación, lo más probable es que la caída de pelo cese y el cabello comience a crecer de nuevo. A menudo ocurre lo mismo con la quimioterapia y la radioterapia, aunque el pelo puede no ser tan denso como antes. Las mujeres que han tomado alguna medicación que cause la caída de pelo y las que se han sometido a tratamientos como la quimioterapia pueden, por norma general, hacerse un trasplante capilar para mujeres. Sin embargo, esto también depende de la zona de la cabeza en la que se haya perdido el pelo y de si el pelo restante está fuerte y es resistente a la DHT.

Se me está cayendo el pelo: cómo saber si puedo hacerme un trasplante capilar para mujeres

Lo primero es lo primero: es importante recordar que los trasplantes capilares para mujeres normalmente solo son viables en el caso de aquellas que hayan perdido pelo en la parte superior de la cabeza pero que en la parte trasera y los laterales conserven el cabello denso, fuerte y resistente a la DHT. Por lo tanto, es mejor consultar a un dermatólogo para confirmar que este tipo de tratamiento es una opción real para usted. Teniendo en cuenta todo lo expuesto, hemos descrito brevemente los tipos de caída de cabello que generalmente responden bien al trasplante capilar para mujeres.

  • Calvicie de patrón femenino: debilitación del pelo en la parte de arriba de la cabeza y en la coronilla, pero con poca o ninguna debilitación en la parte trasera y los laterales de la cabeza. 

  • Alopecia por tracción o alopecia marginal: la pérdida de pelo ocurre en la línea de pelo frontal, las sienes y a veces los laterales de la cabeza. Este tipo de alopecia ocurre normalmente como resultado de continuos peinados que ejercen tensión en el pelo.  

  • Pérdida de pelo como resultado de una cirugía plástica: por lo general, aquí se incluyen aquellas mujeres que hayan pasado por tratamientos como liftings o elevaciones de cejas y quieran disimular las cicatrices de incisión visibles. 

  • Caída de pelo por traumatismo: suele estar relacionada con quemaduras (producidas tanto por el fuego como por el contacto con sustancias químicas), aunque también puede darse como resultado de otros accidentes y lesiones. 

  • Líneas de pelo altas por naturaleza: normalmente las mujeres que forman parte de esta categoría se someten a un trasplante capilar para mujeres para bajar la línea de pelo unos cuantos centímetros. 

  • Personas transgénero en transición de hombre a mujer: en estos casos, la persona normalmente busca tener una línea de pelo más femenina que le enmarque la cara. 

Una vez haya consultado al médico y haya comprobado que cumple con los requisitos para el trasplante, el especialista debatirá con usted qué tipo de técnica de restauración capilar es la más adecuada para su caso. La más popular es la conocida como extracción de unidad folicular (FUE por sus siglas en inglés: Follicular Unit Extraction). Sin embargo, tanto el trasplante de unidades foliculares (FUT: Follicular Unit Transplant) como la implantación directa de cabello (DHI: Direct Hair Transplantation) son técnicas viables.

Trasplante capilar femenino: preparativos para la cirugía

Antes de poder someterse a un trasplante de cabello, necesitará acudir a un especialista para las primeras consultas y pruebas. Este le realizará distintas pruebas para confirmar la posible causa de su pérdida de pelo.

No obstante, antes de hacerse estas pruebas es importante examinar en detalle su cabeza y cómo es su pérdida de pelo.  Cuando se ponga en contacto con Qunomedical, le pediremos que envíe unas cuantas imágenes de su cabeza desde distintas perspectivas (de frente, desde arriba, desde la izquierda, desde la derecha y desde atrás). Esto nos ayudará a nosotros y al médico a realizar una evaluación inicial de su tipo de pérdida de pelo y las posibilidades de que pueda someterse a un trasplante capilar femenino.

Aun así, el médico puede realizarle más exámenes médicos, tales como un análisis microscópico del cabello, una prueba de tracción, un tricograma, una biopsia del cuero cabelludo o un análisis de sangre.  Esto se debe principalmente a que la pérdida de cabello en las mujeres puede tener infinidad de causas y es difícil determinar qué la produce a simple vista. Si ya ha hablado con un médico y le ha recomendado un trasplante capilar, nuestros agentes de salud personales pueden ayudarle a comenzar el tratamiento. Póngase en contacto con nosotros y le facilitaremos información sobre el amplio abanico de clínicas aprobadas por Qunomedical del que disponemos, situadas tanto en casa como en el extranjero. Además, podrá ver los perfiles de médicos concretos, leer opiniones reales de otros pacientes y elegir el método de tratamiento que se ajuste a sus prioridades. Por otro lado, también puede echarle un vistazo a nuestra guía de precios de injerto capilar para hacerse una idea del coste del tratamiento.

Trasplante capilar femenino: alternativas

Si considera que un trasplante capilar femenino no es lo apropiado para usted o descubre que no cumple los requisitos para someterse a este tratamiento, no se preocupe. La pérdida de cabello en mujeres normalmente responde bien a otro tipo de intervenciones médicas. A continuación, le proponemos una selección de tratamientos que quizás quiera contemplar.

  • Soluciones tópicas: una de las más populares es el Minoxidil (que se suele comercializar como Regaine). Se ha demostrado que este principio activo ayuda a ralentizar la caída de pelo en mujeres). 

  • Plasma rico en plaquetas (PRP): se trata de un tratamiento alternativo e innovador en el que se extrae y concentra la sangre para después inyectarla en el cuero cabelludo y así estimular el crecimiento del cabello. 

  • Terapia láser: en esta terapia se utiliza un láser de bajo nivel para reducir la caída del cabello y ayudar a estimular su crecimiento. Sin embargo, aún faltan pruebas sólidas que respalden este tratamiento y es necesario seguir investigando al respecto.

  • Micropigmentación capilar (MPC): esta técnica consiste en realizar un tatuaje estético que imita al cabello rasurado y puede utilizarse para rellenar zonas en las que se está perdiendo pelo para dar una apariencia de mayor densidad de cabello.  

  • Cosméticos: como, por ejemplo, tintarse el pelo para reducir el contraste entre la piel y el color del cabello. Además, también se pueden utilizar fibras capilares para darle al cabello una apariencia más abundante.

Antes de invertir tiempo y dinero en un trasplante capilar femenino o en un tratamiento alternativo, es importante primero averiguar cuál es la causa que subyace a la pérdida de pelo. Póngase en contacto con Qunomedical y podremos comenzar su tratamiento con consultas iniciales, información sobre clínicas y especialistas, ayuda en la reserva ¡y mucho más!

FUE Hair Transplant

¿Qué edad tiene?

Agente de salud personal

Justyna

Su Agente de Salud Personal

Hablemos

¿Aún no está seguro? ¿Se siente abrumado? Hablar con una persona real puede brindarle la orientación y la tranquilidad que necesita. No tiene que hacerlo solo. Busquemos juntos al médico adecuado.