Cuidados Postoperatorios del Implante Capilar: ¿Por qué no fumar? ¿Alcohol? ¿Sol? ¿Sexo?

Publicado Jan 15, 2019

por Coree Howard

Escritora de Contenido

Es importante que siga los consejos de su médico después del trasplante de cabello. Y aunque esté contento de hacerlo porque significa que su trasplante de cabello tendrá éxito, ¿se pregunta por qué se da esa indicación? Lea a continuación las explicaciones sobre algunas de las instrucciones post-operatorias más comunes.

Fumar

Los efectos del tabaquismo en el cuerpo en general están bien documentados. En lo que respecta a su cuero cabelludo y los injertos de cabello recién trasplantados después de un implante capilar, las preocupaciones sobre los efectos del tabaquismo pueden ser dobles: una es la correcta cicatrización de heridas, y otra es el flujo sanguíneo a los injertos de cabello.

El flujo sanguíneo saludable ayuda a crear un entorno favorable para la curación y el crecimiento adecuado del cabello. Literalmente, le acaban de hacer miles de pequeñas incisiones en la cabeza, por lo que curarlas correctamente en las primeras semanas es de suma importancia para que sus injertos de cabello tengan la mejor oportunidad de sobrevivir. Fumar contrae los vasos sanguíneos y el monóxido de carbono en el humo disminuye la capacidad de transporte de oxígeno de la sangre. Cuando esto sucede, la capacidad de curación de su cuerpo se hace lenta. Esto puede dar mejores oportunidades a las infecciones de ingresar al cuerpo y también afectar las cicatrices. Si el cuerpo no puede curarse rápidamente, las costras pueden permanecer cubriendo los injertos de cabello por más tiempo, lo que reduce aún más el suministro de oxígeno que reciben y aumenta la probabilidad de falla (no crecimiento). Los fumadores crónicos corren el mayor riesgo de sufrir estos problemas, pero cualquier cantidad de cigarrillos tiene un efecto en el cuerpo, por lo que la mayoría de los médicos son precavidos y desaconsejan fumar durante un período antes y después de un trasplante de cabello. Debido a que no se han realizado muchos estudios que analicen el vínculo exacto entre fumar y los trasplantes de cabello específicamente, se desconoce el período exacto de tiempo que uno debe abstenerse de fumar antes y después de un trasplante de cabello, pero las recomendaciones comunes varían entre 1 mes a 3 días antes un trasplante de cabello, y de 1 semana a 1 mes después.

Alcohol

El alcohol también tiene efectos sobre la sangre. Puede causar adelgazamiento de la sangre y también afectar la capacidad de coagulación de la sangre. Esto puede ser un problema el día de la cirugía, ya que incluso las heridas pequeñas en la cabeza pueden sangrar mucho debido a la gran cantidad de vasos sanguíneos presentes en el cuero cabelludo, y su médico le pedirá que limite el consumo de cualquier cosa que pueda diluir aún más la sangre (es por eso que también debe informar a su médico sobre cualquier medicamento anticoagulante o vitamina que esté tomando).

El alcohol también puede interactuar con la anestesia local que se administra durante el trasplante de cabello. Probablemente también se le recomendará que limite su consumo de alcohol durante un período de tiempo después del trasplante de cabello. El aumento del riesgo de sangrado debido a la dilución de la sangre sigue siendo una preocupación, pero el problema más importante es que el alcohol puede interactuar con los antibióticos que le recetarán para limitar la infección. Dormir bien y la nutrición también serán importantes en su recuperación. El alcohol afecta tanto al interrumpir los patrones de sueño como al evitar que su cuerpo absorba ciertos nutrientes necesarios para sanar adecuadamente. Por lo tanto, si bien puede ser tentador tomar una cerveza antes de la cirugía para calmar los nervios, o después a manera de celebración, es mejor seguir las recomendaciones de su médico sobre el alcohol.

Sexo

Es posible que le aconsejen que no tenga relaciones sexuales entre 3 días y 1 semana después de su implante capilar, y se pregunte cómo el médico puede ser tan cruel.

Pero así como se le recomienda limitar su ejercicio dentro de las primeras 2 semanas, las mismas preocupaciones aplican. Su presión arterial aumenta durante las relaciones sexuales y podría haber un mayor riesgo de sangrado. Sin embargo, no se han realizado estudios extensos que prueben esta hipótesis.

La mayor preocupación es que, en medio del calor y el peso, los injertos recién trasplantados serán golpeados y arrancados accidentalmente (lo que provocará un flujo de sangre de su cabeza que ciertamente es menos sexy). Pueden pasar de 4 a 12 días para que los injertos se incrusten permanentemente, por lo que se le recomendará que cuide que nada toque el área trasplantada, que duerma usando una almohada de viaje para limitar el contacto con su cabeza y la almohada, que tenga mucho cuidado al entrar y salir de los coches y, según el consejo de algunos médicos, esperar unos días antes de volver a tener relaciones sexuales.

Exposición al Sol

Probablemente se le recomendará que proteja su cabeza de la exposición al sol no solo durante unas semanas, sino varios meses después del trasplante de cabello. Una de las preocupaciones es sudar. La sudoración provoca la acumulación de bacterias en la piel y puede provocar una infección si no se limpia adecuadamente. Hacerse un trasplante de cabello y sudar no son una buena combinación, debido a que necesitará lavarse la cabeza después del trasplante, pero querrá limitar tocar el área trasplantada tanto como sea posible (por lo que frotar o restregar está fuera de discusión). La otra preocupación son las quemaduras solares. Como se mencionó anteriormente, tendrá miles de pequeñas incisiones en la cabeza. La piel alrededor de estas heridas tardará en regenerar el tipo de células de la piel que se oscurecen para protegernos de los dañinos rayos solares. Si expone las heridas al sol antes de que esas células de la piel hayan tenido tiempo de regenerarse, eso podría dificultar el proceso de curación y también provocar un exceso de cicatrices. El sol también puede penetrar las capas de tejido más profundas que tardan más en sanar que el tejido superficial de la piel. Si sufre una quemadura solar en el cuero cabelludo antes de que la capa más profunda haya tenido la oportunidad de sanar, los tejidos pueden dañarse junto con el folículo piloso. Así que asegúrese de seguir los consejos de su médico y limitar su exposición al sol, use un sombrero o use protector solar cuando pase mucho tiempo al sol.

Nadar

Muchas personas consideran Turquía para su trasplante de cabello, buscando convertir su viaje en unas vacaciones con pensamientos de sol, arena y natación. Es posible ir a nadar en una piscina sin meter la cabeza bajo el agua, pero nunca se sabe cuándo podría recibir una salpicadura de alguien que está practicando su mejor clavado. El agua clorada utilizada en las piscinas puede dañar o incluso matar los injertos de cabello, por lo que debe de tener en cuenta que no debe de entrar a la piscina inmediatamente después de su trasplante de cabello.

El agua dulce puede contener contaminantes y, aunque muchos médicos solían recomendar agua salada para todo tipo de dolencias, desafortunadamente el océano no está tan limpio como antes, por lo que ambas fuentes de agua pueden ser una fuente de infección. La arena en la playa también puede ser irritante si termina en el área trasplantada. La recomendación típica es resignarse a sentarse al lado de la piscina durante al menos 14 días (bajo una sombrilla protegiéndose sol, por supuesto).

Sauna / baños de vapor

La sauna o los baños de vapor son una rutina para algunas personas, pero al igual que los peligros de sudar por estar bajo el sol, la sudoración en una sauna o un baño de vapor puede causar los mismos problemas. Estos son entornos que pueden ser focos de bacterias, y las incisiones del implante capilar pueden ser puntos de entrada fáciles para la infección. El calor también puede dilatar los vasos sanguíneos y hacer que el enrojecimiento post-operatorio dure más de lo habitual. Por lo general, se le recomendará que evite entrar en cualquiera de los dos durante entre 14 días y 1 mes.

Alimentos picantes y salados

Los alimentos picantes, junto con otros consumibles como el ajo y los multivitamínicos, también pueden diluir la sangre y aumentar el riesgo de hemorragia, por lo que muchos médicos recomiendan limitar o evitar todos estos elementos durante al menos unos días.

Cierta cantidad de hinchazón por la anestesia local que se usa es normal y muchos médicos proporcionarán una cinta para la cabeza y recomendarán el uso de compresas frías a intervalos regulares para minimizarla. Los alimentos salados pueden promover la hinchazón, por lo que algunos médicos recomiendan evitarlos como precaución adicional.

Ponga su salud primero

Las pautas de cuidados postoperatorios proporcionadas por su médico después de un trasplante de cabello FUE o DHI pueden parecer un inconveniente y una molestia, pero conociendo la inversión física, financiera y de tiempo que ha realizado, las pautas están ahí para brindarle la mejor oportunidad de curarse y darle a su cabello la mejor oportunidad de volver a crecer. Después de todo, ¿qué son unas pocas semanas o meses en comparación con años más de confianza en uno mismo?

¿Listo para comenzar su viaje de trasplante de cabello? Contáctenos y le explicaremos cómo empezar.


ENCUENTRE EL ESPECIALISTA ADECUADO A UNA FRACCIÓN DEL COSTO.

Qunomedical menciona solo las mejores clínicas y médicos del mundo. Contáctenos para su cotización gratis.


Descargo de responsabilidad

La información de este artículo es solo para fines educativos y no reemplaza el consejo médico. Siempre consulte a su médico antes de comenzar cualquier tratamiento.